Antibióticos, qué son y para qué sirven

La medicina avanzó de manera exponencial al descubrirse, a finales del siglo XIX, los antibióticos, y empezarse la investigación y pruebas clínicas pertinentes para su uso. En la actualidad, son medicamentos que prácticamente todos nosotros hemos tomado en alguna ocasión, casi siempre por prescripción médica y en casos concretos. No obstante, existen unas falsas creencias sobre este tipo de medicamento, lo que puede llevar a un abuso indiscriminado de los mismos, y como veremos más adelante, esto puede ser contraproducente para nuestra salud.

 

antib1 300x199 Antibióticos, qué son y para qué sirven

 

Los antibióticos, como hemos dicho, se empezaron a sintetizar y estudiar entre finales del siglo XIX y principios del XX, pero desde tiempos antiguos, las civilizaciones más avanzadas conocían las propiedades de ciertas plantas o productos naturales para luchar contra infecciones. Pero el primer antibiótico que conocimos fue la penicilina, descubierta por el famoso Alexander Flemming, de manera totalmenta casual. A partir de entonces, la investigación nos ha proporcionado diferentes tipos de fármacos cada vez más eficaces y más específicos, contribuyendo a mejorar el tratamiento de muchas patologías. Vamos a profundizar a continuación en el tema, describiendo usos y funciones más importantes, y previniendo los posibles riesgos asociados a una mala administración.

Que son los Antibióticos

Podemos definir los antibióticos como compuestos químicos producidos por seres vivos, o sintetizados en laboratorio pero derivados de aquellos, que tienen la propiedad de eliminar directamente multitud de microorganismos, generalmente bacterias, o a frenar su crecimiento. Se usan por tanto no sólo en medicina humana, sino también en veterinaria u horticultura, para frenar la proliferación de gérmenes.

Tienen la cualidad de tener una toxicidad muy específica, es decir, son letales frente a las bacterias, pero prácticamente inocuos contra los animales o seres humanos en los que se administran. Podemos diferenciar dos grandes familias de antibióticos según su capacidad: los bacteriostáticos, que simplemente frenan el crecimiento bacteriano, y los bactericidas, que directamente los matan.

 

Alexander Fleming1 Antibióticos, qué son y para qué sirven

 

Por estos motivos, están indicados en casos de infecciones causadas por bacterias, prescritos siempre por un médico, que es quien sabe identificar correctamente los casos en los que existe dicha infección.

Características de los Antibióticos

Los antibióticos presentan una característica común, que les hace poder ser potencialmente peligrosos si no usan debidamente: la biorresistencia, que puede aparecer por una mala posología del medicamento, que provoca la aparición de bacterias resistentes a los antibióticos, con el problema de salud que ello genera.

 

antib2 300x200 Antibióticos, qué son y para qué sirven

 

La automedicación por tanto, no solo con antibióticos, sino con todo tipo de fármacos, puede ser realmente un problema sanitario de cierta relevancia. En este caso concreto debemos acudir siempre a nuestro médico, para que diagnostique correctamente nuestra infección, y recete un tratamiento adecuado para evitar el fenómeno de la biorresistencia.

En este vídeo podéis ampliar información sobre los antibióticos

Imágenes: saludmejor, fleming42.com, escuelapedia.com

Vídeo: prepaenlinea

Compárteme!

    Deja tu Comentario

    *